Tuvimos el placer de entrevistar a Eduardo Ojeda, Director de Análisis de Mexico Value Partners, firma mexicana de asesoría de inversión que invierte bajo los principios del value investing. Eduardo es Ingeniero Industrial por la Universidad Iberoamericana y tiene una maestría en Contabilidad y Finanzas por la Universidad Northeastern.

MOI Global en Español: Cuéntanos acerca de tu formación y tu trayectoria.

Eduardo Ojeda:  Soy Ingeniero Industrial por la Universidad Iberoamericana. En un principio me inclinaba más al lado ingenieril de mi carrera, pero conforme fui tomando más clases de finanzas, me empezaron a llamar la atención cada vez más. Hacia mis últimos semestres, abrí una cuenta de inversión y empecé a invertir probando diferentes estrategias obteniendo resultados mixtos. Para cuando terminé mi carrera, sabía que necesitaba especializarme más en finanzas y tomé la decisión de estudiar una maestría en “Accounting and Finance” en Northeastern University en Boston. Fue ahí donde me di cuenta que era lo que quería hacer el resto de mi vida. Cuando regresé, tuve la oportunidad de entrar a trabajar como analista en MVP (Mexico Value Partners) y la suerte de conocer a Francisco Carrillo quien en la entrevista me dio un libro de Warren Buffett y me enseño la filosofía del value investing. En automático me identifiqué con su efectividad y simpleza donde progresivamente me he sumergido más en ella.

MOI: ¿Cuál es el criterio de inversión que utilizan en Mexico Value Partners? ¿Cómo ha ido evolucionando con el tiempo?

Eduardo: En MVP buscamos empresas que tengan buenos negocios en relación al retorno sobre el capital invertido; que su modelo de negocio posee altas barreras de entrada y poca posibilidad de sustitución de tal forma que perdure en el tiempo; que estén manejados por un grupo de control o por alguna familia y que tengan fuentes sustentables de flujo libre de efectivo. Posteriormente realizamos un análisis forense de los últimos 5-10 años para ver el comportamiento de la compañía en las diferentes situaciones macroeconómicas y crisis. Realizamos lo mismo con la industria, competidores, clientes y proveedores; buscamos tener conocimiento del historial en la asignación del capital,de la confiabilidad y el cumplimiento de lo que dice el management; analizamos posibles riesgos y amenazas a la empresa; hablamos con analistas de bancos que cubran la empresa para entender lo que siente y ve el mercado y hablamos con el management para resolver cualquier duda que pudiera salir.

Finalmente buscamos una valuación atractiva con indicadores de rentabilidad altos y con un apalancamiento bajo y sustentable. Una vez evaluando la calidad del negocio, su posición competitiva y teniendo una buena idea de cómo se podrá ver el negocio en el futuro, nuestros estándares de valuación definirán si formara parte de la cartera o si pasara a nuestro watchlist.

MOI: ¿Cómo generan ideas de inversión?

Eduardo: Creemos en MVP que la clave de una buena decisión de inversión es la profundidad del análisis que realizamos, tomando esto en cuenta, todo el equipo puede en cualquier momento presentar y argumentar una buena idea al comité de inversión; realizando una tesis de inversión acompañada de un modelo de valuación y considerando los riesgos que esta podría tener. Si la idea presentada resulta ser más atractiva que las que tengamos en el portafolio, el comité de inversión decidirá meterla o no a la cartera.

A lo largo del tiempo conforme el equipo ha ido agarrando más experiencia, los socios han promovido la participación de todos los que trabajan en el fondo lo que a la vez logra que las empresas que tenemos en cartera realmente sean las mejores ideas ya que constantemente se están analizando y comparando con otras.

MOI: ¿Qué tanta importancia le dan al management? ¿Cómo valoran al management? ¿Algún CEO que admires personalmente?

Eduardo:  Para nosotros, el management ocupa un lugar clave en el análisis de una empresa. Creemos en administradores prudentes que nunca pongan en riesgo el negocio, que sean buenos asignadores de capital y sepan reinvertir las utilidades eficientemente. Preferimos que el negocio sea manejado por un grupo de control o una familia de modo que los intereses de la administración y de los accionistas estén alineados. Siempre da confianza que el rendimiento de tu dinero y su patrimonio sea el mismo. Analizamos la forma en la que el management está incentivado poniendo particular atención en que esté adecuadamente compensado. También para nosotros es muy importante tener confianza en ellos, por lo tanto, analizamos históricamente con qué frecuencia cumplen sus metas y lo que dicen tanto a nosotros como en conference calls y reportes.

En particular un CEO que admiro mucho es Sergio Marchionne porque no solo ha demostrado ser un genio en la creación de valor para sus accionistas, como ejemplo el spin off de Ferrari o la globalización de la marca Jeep, si no que con mucha seguridad siempre esta empujando el límite con metas que inicialmente parecen muy altas hasta que eventualmente son alcanzadas: en el 2018 FCA tendrá un EBITDA más grande que Ford, algo que hasta hace poco difícilmente hubiera sido concebido. La casi arrogancia con lo que se propone si no lo imposible, lo muy difícil y lo logra es muy digno de mi admiración.

MOI: ¿Hablan con el management de la empresa?

Eduardo: Sí, hablamos con el management de las empresas que tenemos tanto en cartera como en el watchlist; por lo menos lo hacemos una vez por trimestre y más en caso de que surgiera alguna duda, noticia, etc. Creemos que para realmente conocer una empresa se requiere conocer a la gente que la maneja. Comparando lo que el management te dice con sus resultados y al ser confrontados con dudas particulares, sus respuestas nos permiten desarrollar o perder la confianza en una administración lo cual puede llevar a tomar la decisión de invertir o no en la compañía.

MOI: ¿Cómo encuentran el equilibrio en su cartera entre la concentración de sus mejores ideas y la diversificación necesaria para controlar el riesgo de caídas?

Eduardo: Consideramos que el riesgo principal que cualquier inversionista enfrenta es el de no conocer a profundidad la empresa en la que está invirtiendo. Nosotros creemos que la diversificación de cartera no mitiga de manera adecuada ese riesgo. Es imprescindible conocer a profundidad las empresas en las que se invierten ya que, en nuestra opinión, es la única manera de reducir el riesgo de una pérdida permanente del capital.

Al manejar carteras concentradas, uno se puede dar el lujo de ser altamente exigente con las empresas en las que decide invertir, lo que permite poderles dedicar mucho tiempo de estudio.

Realmente cuando encontramos un muy buen activo a un precio descontado por errores de percepción en el mercado, no importa mucho el sector o la industria en la que se encuentre mientras conozcamos a profundidad la compañía.

Al tener un horizonte de inversión de largo plazo (3-5 años), nos permite mitigar el riesgo generado por la alta volatilidad de los mercados en el corto plazo: creemos que en el largo plazo los mercados se comportan de manera racional y que los activos tienden a su precio real.

MOI: Cuéntanos sobre uno (o un par) de tus mayores errores de inversión. ¿Alguna empresa que te hayas arrepentido de no haber comprado?

Eduardo: Los errores que llegan a suceder comúnmente pasan cuando por ser un buen negocio, uno pierde la disciplina de inversión y entra en compañías que tienen mas deuda de la que nos gusta tolerar o a una valuación por encima de los parámetros que usamos (FCF yield, P/FCF, EV/EBITDA, P/U).

Un error particular que recuerdo es que hace algunos años, después de un profundo análisis, encontramos que Samsung Electronics estaba muy subvaluada y que podía ser una gran oportunidad y decidimos entrar. En su inicio la posición nos otorgó un moderado rendimiento, pero después de un periodo de inactividad de parte de la acción, tomamos la decisión de vender para entrar en una compañía distinta aun cuando nuestro precio objetivo estaba todavía muy lejos del actual. Poco tiempo después la compañía se más que duplicó. Esta fue una gran lección de ejecución en esta filosofía donde uno debe de tener paciencia y confiar en su trabajo y análisis.

MOI: ¿A cuáles de los grandes inversores admiras más y por qué?

Eduardo: Yo creo que todo inversionista value a los primeros inversionistas que tiene en mente son Warren Buffett y Charlie Munger por la gran ejecución que han tenido de esta filosofía sin importar la situación económica, los altibajos del mercado y las disrupciones tecnológicas; siempre se supieron adaptar probando sin duda alguna lo exitosa que puede ser esta filosofía cuando es bien ejecutada. Aparte de ellos una gran inspiración en MVP es Francisco García Paramés porque además de ser gran ejecutor de la filosofía del value investing (sus fondos de renta variable de 1993 a 2007 triplicaron el índice de referencia) es un gestor humilde y sencillo que comparte nuestra metodología y el enfoque en el análisis.

MOI: Menciona un par de libros que hayas leído recientemente y que te hayan otorgado nuevos conocimientos para mejorar como inversor.

Eduardo: Los últimos libros que he leído han sido A Few Good Eggs in One Basket, de Richard L. Gunderson; libro en el que se explica el poder de un portafolio concentrado, en donde se puede ser muy exigente con tus mejores ideas, por lo que al acertar en una, el upside es más representativo hacia tu rendimiento final y donde al invertir en empresas por debajo de su valor intrínseco, el margen de seguridad te protege contra el riesgo.

El segundo se llama Quality of Earnings, de Thornton L. O´Glove. Este es un gran ejemplo de por qué el análisis primario es tan importante. Muchas veces los analistas de bancos como auditores, tienen conflictos de interés ya que también hacen negocio con las compañías que analizan y auditan.

Finalmente Good Stocks Cheap de Kenneth Jeffrey Marshall, es un gran libro que explica con matemáticas simples y algo de sentido común muy claramente el value investing y por qué es tan exitoso.

MOI: ¿Algo más que quisieras agregar para nuestros miembros?

Eduardo: Recomendarles que sigan su curiosidad ya que en el mundo y en Latinoamérica siguen existiendo muchas oportunidades y mucho valor que el mercado sigue pasando por alto.

Agradecerles mucho por la oportunidad de esta entrevista.

MOI: Muchas gracias Eduardo, por compartir tu sabiduría con nuestros miembros.

Descarga la versión imprimible