NOTA DEL EDITOR: Estas ideas de inversión presentadas por Alejandro Muñoz y José Antonio Larraz son extraídas del informe trimestral junio 2018 de EQUAM Global Value Fund.

* * *

Durante el segundo trimestre hemos realizado tres nuevas inversiones. Una de ellas, TI Fluid Systems [LON: TIFS] es una compañía de componentes de automoción con una posición de liderazgo en sus dos divisiones: sistemas de fluidos para refrigeración y frenos, entre otros, donde la compañía tiene una cuota del 35% y es tres veces más grande que su siguiente competidor; y depósitos de gasolina de plástico donde es uno de los tres principales competidores a nivel mundial. Existe cierto temor en el mercado por el impacto que puede tener en el negocio de TI Fluid la transición desde el coche de combustión hacia los modelos híbridos o puramente eléctricos. Sin embargo, la compañía estima que aunque como es obvio la división de depósitos sufrirá (con el coche eléctrico, no así con el híbrido), el impacto en conjunto será positivo debido a la necesidad de mayores componentes de transmisión de fluidos en los coches eléctricos. Por otro lado, es cierto que la compañía tiene unos niveles de deuda algo superiores a la media del sector, pero creemos que se mantiene en unos niveles razonables (1,8x deuda neta / EBITDA) si tenemos en cuenta su fuerte capacidad de generación de caja. Cotizando a 7,5x PER y un FCF yield del 11% creemos que supone una atractiva inversión. Esta valoración está también afectada por otros dos hechos: i) la compañía está cotizada en el Reino Unido, reporta en euros y tiene a su equipo directivo en Estados Unidos, lo que genera cierta complejidad para algunos inversores; y ii) Bain Capital sacó a bolsa la compañía a finales de 2017 pero todavía mantiene una participación del 73% lo que reduce de manera significativa el free float e introduce en el mercado un riesgo de caida por posible venta de este inversor (para nosotros esto no es un riesgo ya que no afecta a la valoración).

Hemos invertido también en Imperial Brands [LON: IMB], una de las compañías tabaqueras líderes a nivel mundial aprovechando lo que creemos que ha sido una sobrereacción del mercado que ha llevado a una caida del 40% en apenas 8 meses. El sector tabaco lleva bastantes años sufriendo una caida generalizada de volúmenes de ventas como consecuencia del menor consumo y de la fuerte presión por parte de los reguladores. Sin embargo, las compañías tabaqueras han sido capaces de compensar estas caidas de volúmenes con una subida constante de precios (la elasticidad de la demanda de tabaco es muy baja) y una recurrente restructuración y optimización de costes de producción que le han permitido reducir sus costes de manera significativa. Por otra parte, en el caso concreto de Imperial, la compañía después de varios años de crecimiento mediante adquisiciones empezó hace 12 meses un plan de optimización y racionalización de sus marcas (enfocándose en sus marcas más fuertes) que está empezando a dar sus primeros frutos en forma de aumento de sus cuotas de mercado. Finalmente, la industria del tabaco ha estado amenazada por la irrupción de productos de nueva generación (cigarrillo eclectrónico y de vapor) con el riesgo de canibalización e irrupción de nuevos competidores. En este sentido, el riesgo para Imperial Brands creemos que es menor por su menor cuota de mercado en cigarrillos tradicionales respecto a la cuota de mercado que tiene actualmente en estos productos de nueva generación (donde opera principalmente con su marca Blu que está teniendo una buena aceptación en el mercado). La compañía cotizaba a nuestro precio de compra a un FCF yield por encima del 10% y un PER de 9x reflejando desde nuestro punto de vista un escenario excesivamente negativo.

Desde el verano de 2015 hemos estado invertidos en el sector de exploración sísmica para compañías petrolíferas, inicialmente a través de TGS Nopec [Oslo: TGS] y en una fase posterior invirtiendo en Spectrum Geo [Oslo: SPU]. En ambos casos se trataba de compañías que no tenían activos ni deuda y por tanto que estaban perfectamente preparadas para aguantar el ciclo bajista del petróleo. Ahora, tras tres años de ciclo bajista y aunque aún no tenemos visibilidad de cuando empezará a recuperarse la inversión en el sector, hemos aumentado nuestra exposición a este segmento a través de una inversión en una pequeña compañía de exploración sísmica que es propietaria de cuatro barcos. La compañía ha realizado una restructuración operativa con la que ha reducido de manera muy significativa su estructura de costes y dos ampliaciones de capital en los últimos 6 meses que han dejado su balance con una posición de caja neta equivalente a un 28% de su capitalización. De esta forma se ha preparado a la compañía para la previsible recuperación del sector en los próximos años. Aunque tiene un perfil de riesgo algo mayor a las otras dos compañías, al tener en propiedad los activos, creemos que el momento (tanto sectorial como interno de la compañía) es muy bueno y el potencial de revalorización muy alto.

Descarga la versión imprimible

El contenido de este sitio web no es una oferta de venta ni la solicitud de una oferta para comprar ningún tipo de valor en ninguna jurisdicción. El contenido se distribuye solo con fines informativos y no debe interpretarse como un consejo de inversión o una recomendación para vender o comprar cualquier valor u otro tipo de inversión, o emprender cualquier estrategia de inversión. No hay garantías, expresas o implícitas, en cuanto a la exactitud, integridad o resultados obtenidos de cualquier información establecida en este sitio web. Los directivos, ejecutivos, empleados, y/o autores contribuyentes de BeyondProxy pueden tener cargos y pueden, de vez en cuando, realizar compras o ventas de los valores u otras inversiones discutidas o evaluadas en este sitio web.