NOTA DEL EDITOR: Estas ideas de inversión presentadas por Marc Garrigasait, son obtenidas de la Carta Trimestral de marzo 2018, del fondo Japan Deep Value Fund.

* * *

En este primer trimestre de 2018, hemos vendido todas nuestras acciones de Elematec Corp. [TYO: 2715] empresa de componentes electrónicos. A pesar de mantener en liquidez un 40% de todo su valor en bolsa y generar caja, su alta inestabilidad en su cuenta de resultados nos ha aconsejado venderla. Siendo una inversión considerablemente mucho más atractiva que cualquier valor europeo o norteamericano, tenemos en nuestro universo de compañías, empresas con ratios igual de buenos, pero con mayor estabilidad. Vendimos nuestras acciones en enero con una ganancia cercana al +35%.

Hemos dedicado el dinero de esta venta y especialmente al volumen de nuevas entradas a comprar nueve nuevas compañías.

Entre ellas está Ohashi Technica Inc. [TYO: 7628], un proveedor de piezas para la industria de la automoción japonesa. Mantiene una excelente y diversificada cartera de clientes de primer nivel como son Nissan Motors [TYO: 7201], Mitsubishi Motor [TYO: 7211], Honda Motor [TYO: 7267] o Hitachi [TYO: 6501]. Es una compañía sin deudas y que mantiene una caja y activos líquidos que suponen cerca del 70% de su capitalización o valor en bolsa. Cotiza a menos de 3 veces su flujo de caja neto (free cash flow), por lo que la rentabilidad estimada a medio plazo en esta inversión es del 30% anual. Su rentabilidad sobre activos (ROIC) se sitúa regularmente por encima del 25%, cifra excepcional. Prácticamente la mitad se sus ingresos provienen de Japón y el resto son exportaciones. Cotiza a solo 0,9 veces su valor contable o Price to Book y a 0,7 veces ventas, aunque sus ventas son muy estables.

Otra incorporación en la cartera es Daiwa Industries [TYO: 6459], empresa que vende y realiza el mantenimiento de aparatos de refrigeración. Es competidora de Nakano Refrigerators [TYO: 6411] que está en cartera desde el primer día. En el caso de Daiwa Industries, hemos aprovechado la considerable caída para comprarla en este mes de marzo. La empresa está controlada por la familia Ozaki que dominan algo más del 50% del capital. Cotiza a apenas 3 veces su generación de free cash flow (30% de rentabilidad anual estimada) y a tan sólo una vez su valor contable. Además, crece en ventas al +5%, nivel alto en el país nipón. No tiene ningún endeudamiento y ha ahorrado y mantiene en liquidez más del 70% de lo que vale en bolsa.

También hemos iniciado compras en una pequeña empresa que opera en la zona este de Tokio, realizando bodas y funerales. Proporciona también servicios de enfermería a la gente de avanzada edad, sector con cada vez mayor peso en la sociedad nipona, una de las más longevas y envejecidas del planeta. La empresa tiene una estructura financiera sin ninguna necesidad de financiación externa ya que ha ideado un contrato con clientes que a lo largo de su vida van pagando una suscripción o anticipo de sus costes funerarios. Esto le permite mantener en caja neta un 130% de su valor en bolsa. También en este caso una familia controla la empresa. Está auditada por KPMG. Todas las empresas en cartera lo están por las grandes auditoras internacionales. Tras compararla con sus competidores japoneses, esta compañía es sin duda la mejor en la mayoría de los aspectos. Aunque hasta la fecha apenas crecía, acaba de realizar nuevas inversiones en más edificios que le permitirán incrementar sus ingresos en los próximos años. Por el momento preferimos no declarar públicamente el nombre de esta empresa en la que estamos acumulando posiciones.

Hemos incrementado significativamente en este primer trimestre nuestra inversión en Kanematsu Electronics [TYO: 8096], empresa de consultoría en infraestructuras tecnológicas (“IT infrastructure”) controlada por su matriz Kanematsu Corporation [TYO: 8020]. Aunque sus ratios de valoración son algo superiores a los de la media de nuestra cartera, unas diez veces su generación de caja anual, crece por encima del +5% anual, pero lo realmente determinante es sus elevadísimos márgenes. Tras mejorar la empresa en los últimos quince años, consigue de forma permanente entre el doble y el triple de márgenes sobre ventas que la media de sus competidores sectoriales. Su ROIC alcanza el 40% anual versus un 15% de sus competidores. También mantiene una excelente estructura financiera, apenas sin deuda ni leasings y con una caja neta cercana al 35% de su capitalización bursátil.

Descarga la versión imprimible

El contenido de este sitio web no es una oferta de venta ni la solicitud de una oferta para comprar ningún tipo de valor en ninguna jurisdicción. El contenido se distribuye solo con fines informativos y no debe interpretarse como un consejo de inversión o una recomendación para vender o comprar cualquier valor u otro tipo de inversión, o emprender cualquier estrategia de inversión. No hay garantías, expresas o implícitas, en cuanto a la exactitud, integridad o resultados obtenidos de cualquier información establecida en este sitio web. Los directivos, ejecutivos, empleados, y/o autores contribuyentes de BeyondProxy pueden tener cargos y pueden, de vez en cuando, realizar compras o ventas de los valores u otras inversiones discutidas o evaluadas en este sitio web.