Estas ideas de inversión, son obtenidas de la carta trimestral de diciembre de 2017 a los inversores de LIFT Global Value Fund.

*****

Los principales contribuidores/detractores a la rentabilidad del fondo en el cuarto trimestre han sido:

I) Las acciones de eDreams Odigeo (contribución del +0.77%), una de las principales online travel agency (“OTA”) en Europa, han subido fuertemente durante el trimestre tras las noticias positivas en noviembre de aumento de la previsión de EBITDA para el cierre del año en curso y comunicar que sus accionistas principales (fondos de Private Equity) y la compañía se encuentran estudiando varias opciones estratégicas para la empresa en las que se incluye un cambio de sus accionistas principales.

II) Las acciones de Amplify Snacks Brands (contribución del +0.56%), compañía norteamericana de consumo con un portfolio de marcas de snacks saludables (Tyrrel’s, Skinny Pop, Paqui y Outmega) y participada mayoritariamente por TA Associates (fondo de Private Equity), han subido fuertemente en diciembre tras recibir una OPA del fabricante de confitería Hershey a $12 por acción (71% de prima sobre el último precio de cotización). Amplify (al igual que eDreams, Talgo y otras compañías de nuestra cartera) es un buen ejemplo de una inversión típica de LIFT que combina dos de nuestras temáticas de inversión: Contrarian y Private Equity. Por un lado, el mercado penaliza fuertemente una acción en el corto plazo ante problemas coyunturales y se olvida de los buenos fundamentales a largo plazo, y por otro lado, el principal accionista de la compañía es un fondo de Private Equity de reconocido prestigio que conocemos bien como trabaja, y tenemos la oportunidad de co-invertir con él en un mercado cotizado con liquidez diaria y obtener los retornos de doble digito del Private Equity.

El Señor Mercado es un esquizofrénico en el corto plazo, pero recupera su cordura en el largo plazo.

Benjamin Graham

En LIFT, gracias a nuestra experiencia previa en Private Equity comprando participaciones de control, analizamos las empresas con una visión de largo plazo y sabemos cuánto estaríamos dispuestos a pagar si fuésemos compradores del 100% de la empresa. El mercado es eficiente señalizando el valor de cada compañía en el largo plazo, pero necesita tiempo para diferenciar entre problemas coyunturales y estructurales, y por eso el “Señor Mercado” puede penalizar fuertemente el precio de una compañía en el corto plazo sin que su valor varíe (en el caso de Amplify, la acción ha llegado a estar -50% sobre nuestro precio inicial de compra, lo que aprovechamos para incrementar nuestra posición), pero a largo plazo el mercado tiende a reflejar el valor real de una compañía.

III) Las acciones de New York REIT (contribución del -0.56%), inmobiliaria con un portfolio de edificios de oficinas “prime” en Manhattan que, por decisión de sus accionistas, está en proceso de liquidación ordenada de la totalidad de sus activos. El plan de venta de activos y liquidación ha seguido su curso y de los $7.85 por acción a los que cotizaba a finales de septiembre, ya ha distribuido y anunciado futuras distribuciones por un importe de $5.07 por acción. 2017 cerró a $3.93 por acción y junto con una distribución de capital de $2 por acción prevista durante el mes de enero de 2018, la acción cerro el año cotizando con un descuento del 33% sobre el valor neto de liquidación (Net Asset Value o NAV).

IV) El bono de Revlon (contribución del -0.44%), compañía norteamericana de productos cosméticos, que durante el trimestre ha presentado unos resultados peores de lo esperado por el mercado. Tras esta noticia, se produce un comportamiento irracional del mercado, puesto que la acción de Revlon cae un -0.2% desde la presentación de resultados de noviembre hasta el cierre del 2017, mientras que el bono (donde LIFT está invertido) ha bajado un -12.7% en el mismo periodo. Ante una liquidación teórica de la compañía, primero cobrarían los bonistas y si quedase valor, después cobrarían los accionistas, con lo que pensamos que en el bono estamos mucho mejor invertidos, máxime ahora que ofrece una rentabilidad hasta su vencimiento en 2021 (Yield to Maturity o YTM) del 16.4% anual.

La calidad no determina el riesgo: el precio que se paga, sí”.

Howard Marks

Revlon es un ejemplo de inversión típica de LIFT en la que mantenemos un análisis recurrente de la compañía y su estructura de capital (acciones, bonos subordinados, bonos senior, etc.) desde hace muchos años. En este caso, empezamos invirtiendo en la acción porque la rentabilidad ponderada por el riesgo que asumíamos era más atractiva que el del resto de su estructura de capital. Tras conseguir una rentabilidad de doble digito en las acciones y permanecer desinvertidos durante un tiempo volvimos a invertir comprando el bono high yield, porque pensamos que el mercado había descontado un escenario muy pesimista y nos estaban pagando extraordinariamente bien el riesgo que asumimos.

Descarga la versión imprimible

The content of this website is not an offer to sell or the solicitation of an offer to buy any security in any jurisdiction. The content is distributed for informational purposes only and should not be construed as investment advice or a recommendation to sell or buy any security or other investment, or undertake any investment strategy. There are no warranties, expressed or implied, as to the accuracy, completeness, or results obtained from any information set forth on this website. BeyondProxy’s officers, directors, employees, principals and/or contributing authors may have positions in and may, from time to time, make purchases or sales of the securities or other investments discussed or evaluated on this website.