NOTA DEL EDITOR: El siguiente texto escrito por por Xavier Brun y Santiago Domingo, gestores de Solventis EOS, es extraído del Informe Mayo 2018 de Solventis EOS European Equity.

* * *

El dicho popular “Sell in May and go away” o traducido al castellano “vende en mayo y márchate (de los mercados)” recorre todas las plazas financieras durante este mes del año. La expresión sugiere a los inversores que vendan todas sus acciones y se alejen de la bolsa, ya que históricamente en este período de tiempo se ha logrado menor rentabilidad. A veces se le añade la coletilla “pero compra de nuevo el día de san Leger”, festejo de septiembre en el que se celebra una de las más importantes carreras de caballos en Gran Bretaña.

Éste y otros dichos evidencian la obsesión de los inversores por adivinar el momento exacto de entrada y salida de los mercados financieros. Sin embargo, nuestra tarea como gestores no reside tanto en acertar el momento preciso de compraventa sino la empresa a comprar o vender. La razón no es otra que el retorno y el precio. Si unimos retornos altos a la inversión que puede obtener la empresa más el precio barato pagado por ella, nos da como resultado una excelente rentabilidad, y ésta es independiente del mes en que se compre. Por todo ello concentramos nuestros esfuerzos en la búsqueda y análisis de compañías que presenten ciertas ventajas competitivas y que por supuesto ofrezcan un potencial de revalorización atractivo.

Esta tarea de búsqueda y análisis no siempre desemboca en una inversión. En ocasiones tras analizar una empresa, hablar con ella y estudiar su sector, nos damos cuenta de que carece de las características que deseamos o que no está lo suficientemente barata (variable precio), por lo que decidimos no invertir. Esto no significa que sea tiempo perdido, sino que actualmente esa compañía no presenta un gran potencial, pero dado que la hemos analizado, la incorporamos a nuestro radar.

Dicho análisis es el pilar fundamental de nuestra filosofía de inversión. Es nuestra obligación aplicar disciplina y rigor en nuestro proceso de inversión. Un claro ejemplo de ello es Greencore, que presentó en marzo un “profit warning” (bajada de expectativas de resultados) aludiendo a problemas concretos en su negocio de Estados Unidos. Gracias al análisis previo que habíamos realizado, vimos que era un problema puntual y que las medidas tomadas por la compañía eran las correctas. Entendimos entonces que el mercado nos había ofrecido la oportunidad de incrementar nuestra posición un 30% más barato, y así lo hicimos. Tan solo dos meses después, el mercado sitúa la empresa a niveles superiores al momento de presentar la noticia. Estos cambios de humor del mercado provocan grandes oportunidades, pero, para aprovecharlas, es necesario haber realizado previamente un análisis profundo y detallado.

Además de la tarea introspectiva que es el análisis, consideramos que hablar con las compañías también es esencial, ya que en esas reuniones resolvemos dudas y compartimos opiniones acerca del negocio. Durante este mes de mayo hemos hablado con 10 empresas diferentes, una de ellas ha sido Dixons Carphone [LON: DC]. La compañía británica cambió su equipo directivo recientemente, por lo que decidimos organizar una nueva reunión con ellos. Observamos que la marcha del negocio seguía su curso, si bien el tono de la conversación se tornaba más cauto que en otras ocasiones. Si a esto le sumamos que nuestra experiencia nos dice que cuando un nuevo equipo directivo entra en una compañía tiende a “sacar los colores” del anterior equipo, poniendo de relieve todos los retos que todavía quedan pendientes, se daban todos los ingredientes para vender parte de nuestra posición tal y como hicimos. Al cabo de unas semanas, ocurrió lo que esperábamos, hundiendo la cotización un 25%. En ese momento decidimos recomprar la posición vendida dado que el negocio no había cambiado, tan solo lo había hecho la manera de verlo por el mercado.

Otro factor muy importante en nuestro proceso de inversión es el conocimiento del sector, ya que nos permite identificar el momento del ciclo en el que se encuentra, quien es la competencia, proveedores y clientes. En nuestra última carta comentábamos que el sector del Gas Licuado del Petróleo (GLP) se encontraba en la parte baja del ciclo de inversión, momento en el que se suele generar consolidación en el sector. Pues bien, hace apenas unas semanas BW LPG [FRA: BW9] (número uno del sector) presentaba una oferta de compra por Dorian LPG [LPG] (número dos del sector). La oferta de BW valoraba cada barco de Dorian en 50M$, un precio muy acorde con el mercado actual. Consideramos muy positiva esta operación para BW dada la calidad de los activos y el precio ofertado, si bien las últimas noticias apuntan a un rechazo frontal por parte de Dorian.

Descarga la versión imprimible

El contenido de este sitio web no es una oferta de venta ni la solicitud de una oferta para comprar ningún tipo de valor en ninguna jurisdicción. El contenido se distribuye solo con fines informativos y no debe interpretarse como un consejo de inversión o una recomendación para vender o comprar cualquier valor u otro tipo de inversión, o emprender cualquier estrategia de inversión. No hay garantías, expresas o implícitas, en cuanto a la exactitud, integridad o resultados obtenidos de cualquier información establecida en este sitio web. Los directivos, ejecutivos, empleados, y/o autores contribuyentes de BeyondProxy pueden tener cargos y pueden, de vez en cuando, realizar compras o ventas de los valores u otras inversiones discutidas o evaluadas en este sitio web.