NOTA DEL EDITOR: Estas ideas de inversión son obtenidas de una carta a los inversores de Argos Capital FI.

* * *

A lo largo del mes no hemos realizado operaciones- lo que implica que no hemos incurrido en costes de compraventa. Aunque algunas empresas han recortado no ha sido lo suficiente como para animarnos a seguir incrementando posición en nuestras empresas… digamos que en “este mes, hemos estado contentos con lo que teníamos”.

Naturalmente seguimos atentos porque nunca se sabe cuando pueda el mercado ofrecernos algún chollo- como en el caso de Inditex por ejemplo- y en ese caso tendremos munición en nuestro rifle para poder disparar a gusto.

A veces da la sensación de que cuando una empresa está un 5-10% por debajo del precio al que la hemos incorporado tengamos que seguir comprando más de la empresa. En ocasiones puede ser así, evidentemente… pero no en otras. Depende de la cantidad de liquidez que tengamos, depende de las prisas que tengamos por comprarlas… en fin, que hay otras circunstancias además de sólo el precio. En mi caso, creo que en muy contadas ocasiones he comprado más con caídas del 5% o menos… generalmente siempre espero más caídas- así reducimos más el precio promedio de compra- entre otras cosas porque no nos entra dinero todos los días, por lo que hemos de ir con cuidado para no quedarnos sin liquidez, que como sabéis es una de las características del Argos.

Vayamos ahora a lo importante que no es otra cosa que las empresas; dado que en este mes no hemos realizado nuevas incorporaciones o ventas, será una visión sobre algunas de vuestras empresas. Entre ellas, ha presentado resultados trimestrales (su tercer trimestre fiscal, que no coincide con el año natural) CAL-Maine, nuestra estupenda productora de huevos en Estados Unidos. Al igual que otras empresas americanas- por ejemplo Berkshire Hathaway– sus resultados se han visto favorecidos por algo que no es achacable a ellos: la reforma fiscal del presidente Donald Trump, la Tax Cuts and Jobs Act (TCJA) actúa en dos formas… por un lado favorece a aquellas empresas que tengan beneficios que aflorar a partir de Enero de 2018 (por la reducción del tipo impositivo al 21%) y perjudica a aquellas empresas que tuvieran pérdidas fiscales que aflorar a partir de esa misma fecha. De esta forma, los beneficios a partir de Enero 2018 tributan menos- lo que favorece a las empresas- y en el otro ámbito, el “escudo fiscal” que muchas empresas tenían contabilizado por anteriores pérdidas al tipo impositivo anterior se ve reducido al poderse asignar un porcentaje menor de dichas pérdidas.

 

Miembros, inicien sesión abajo para acceder al contenido restringido.

¿No eres miembro?

Gracias por tu interés. Ten en cuenta que MOI Global está cerrado para nuevos miembros en este momento. Si deseas unirte a la lista de espera para miembros hispanos, completa el siguiente formulario: