Jean Philippe Tissot, miembro de MOI Global e inversor value colombiano, muy amablemente accedió a darnos una entrevista. Jean gestiona Tissot Ayram Family Partnership, una sociedad de inversión donde gestiona su propio patrimonio y el de su familia. Con un enfoque concentrado, Jean pone un peso signiticativo al comportamiento humano para ser un buen inversor.

MOI Global en Español: Cuéntanos acerca de tu formación y tu trayectoria.

Jean Philippe Tissot: Yo soy de Bogotá, Colombia, donde nací y crecí. Mis estudios universitarios los hice en el CESA en Bogotá, donde estudié Administración de Empresas. En Colombia, la universidad dura cinco años; en el segundo año yo me doy cuenta que las finanzas y los mercados me apasionan y decido entrar a trabajar en el tiempo que tenía libre en una firma comisionista de Bolsa llamada: Bolsa & Banca.

Entré muy joven y los primeros nueve meses fueron de aprendizaje, en donde pasé un tiempo en todos los departamentos de la firma: riesgo, investigaciones económicas, comercial y generación de precios en monedas, bonos y acciones. Después, finalmente me contrataron como asistente de trading de la mesa de divisas; todo esto siendo aún estudiante. El último año de mi universidad consiste en una práctica laboral, lo que significa que desde ese momento solo tenía una clase al día y tenía más tiempo, ese momento coincide con la oferta que me hacen en la empresa de ser el encargado de divisas de la firma.

La experiencia en Bolsa me marco para siempre. Para los generadores de precios era un ambiente en donde se podía hacer mucho dinero muy rápidamente y yo vi desde muy joven los excesos que esto llega a producir. Más de dos veces la empresa se quedó sin patrimonio técnico por perdidas excesivas de los traders de bonos; al mayor accionista le toco rescatarla. A mí me encantaba mi trabajo y lo que más quería era sobrevivir por lo cual era demasiado conservador y no me dejé influenciar por estas actitudes extremas.

Durante mi tiempo en Colombia, más de cinco firmas de Bolsa se quiebran precisamente por el mal manejo del riesgo en posición propia. Para mí, empezando mi carrera fue una experiencia que me enseñó a respetar a los mercados.

Mi hambre de aprender me llevó a trazarme la meta que quería trabajar para un banco top tier en Londres. En esos momentos, mi pequeña experiencia me indicaba erróneamente que la sabiduría estaría en los grandes bancos de Estados Unidos e Inglaterra; y mi ambición juvenil de querer estar en ellos me llevó a renunciar a mi trabajo en Colombia. En  el 2007, una semana después de graduado, me fui a Inglaterra a aprender inglés.

Estando en Inglaterra y después de siete meses, decidí que quiero continuar mi camino y viajé a Alemania a estudiar un máster en gestión financiera. El máster duró dos años y en el tercer semestre (2008) tocó hacer una práctica laboral. Apliqué a todos los bancos sin éxito alguno. Decidí a regañadientes aplicar a una empresa del sector real, encuentro una práctica en la tesorería de Adidas [ADS], me aceptaron y fui a trabajar con ellos. Al final no ha habido empresa en donde haya aprendido más que en Adidas: fue una experiencia invaluable y siempre estaré agradecido.

Mi primer día en Adidas es el  primero de octubre de 2008, justo dentro de la gran crisis financiera. En la segunda semana trabajando me enteré que los subsidiarios que operaban en mercados donde la moneda local no es transferible internacionalmente  (on-shore)  tuvieron pérdidas enormes debido a posiciones cambiaras que tenían sin cubrir, especialmente los subsidiarios latino-norteamericanos.

 

Miembros, inicien sesión abajo para acceder al contenido restringido.

¿No eres miembro?

Gracias por tu interés. Ten en cuenta que MOI Global está cerrado para nuevos miembros en este momento. Si deseas unirte a la lista de espera para miembros hispanos, completa el siguiente formulario: