Recientemente tuvimos el placer de entrevistar a Miguel de Juan Fernández, asesor principal de Argos Capital, fondo de inversión español que sigue una filosofía de Graham y Buffett. Miguel comparte su filosofía de inversión, el buen navegar del Argos, sus mayores errores de inversión, entre otras cosas. Además, deja claro quién es el CEO e inversor que más admira, y recomienda tres libros que ha leído recientemente y que lo han ayudado a mejorar su estilo de inversión.

MOI Global en Español: Cuéntanos acerca de tu background.

Miguel de Juan Fernández: Empecé en una empresa familiar del sector lácteo y de ahí comencé en lo que entonces era AB Asesores Morgan Stanley Dean Witter, quienes acababan de adquirir la empresa española y Morgan Stanley aún mantenía el nombre de la fusión con Dean Witter de ahí el nombre tan extremadamente largo. Afortunadamente terminó quedándose en Morgan Stanley que por otra parte era lo normal. Allí recibí mi primer toma de contacto con el mercado financiero y con algunas de sus incongruencias, entre otras los primeros atisbos de que “algo” no se estaba haciendo como debería. Esto me fue llevando a otras entidades: Citi que acababa de implementar una estrategia de sólo banca personal y privada para las oficinas—; luego a Banif Banca Privada (actualmente denominada Santander Private Banking) y finalmente en Barclays Gestión de Patrimonios. Es evidente que el sector financiero supone un aluvión enorme de cambios, aunque sólo sea en el nombre.

Con el cambio a las entidades de banca privada la sensación de que lo que se estaba haciendo “algo” mal iba siendo cada vez más evidente, llegando al punto en que como bien indicaba Guy Spier en su estupendo libro The Education of a Value Investor te das cuenta de que lo que se espera de ti, respecto a los clientes, es algo que moralmente te supone un problema y como explicaba Guy estupendamente “nadie te dice que mientas o engañes… se supone que tú ya sabes que debes hacerlo”. Por eso decidí dejar la banca privada y centrarme exclusivamente en tratar de aportar valor a los inversores que confiaban en mí, sin más objetivos secundarios.

En relación a mi encuentro con el value investing tiene un punto de broma. Me encanta leer desde siempre y cuando encontré un libro en internet sobre Warren Buffett- el excelentísimo libro de Roger G. Hagstrom, The Warren Buffett Wayme dio reparo comprarlo. Me explicaré: resulta que la portada resaltaba algo así como “estrategias del inversor que transformó cien dólares en cien billones”, y la verdad, parecía más bien la promoción de un libro de autoayuda que un libro sobre inversión. Sin embargo, seguía leyendo comentarios sobre Buffett y estaba claro que era un hombre muy respetado, por lo que decidí dar el paso y comprarlo.

Aun sin saber qué era el value investing fue mi primera (y mejor adquisición); lo compré de segunda mano, en edición de bolsillo (¡no compro libros en edición de bolsillo nunca!) y con el tiempo de espera estándar para que el coste de envío fuera el menor posible. Cuando lo recibí, lo abrí y empecé a leerlo. Estaba claro que no era ningún libro de autoayuda o no el típico libro de “mejórate a ti mismo”. Al contrario, en él escuché por primera vez a Warren Buffett hablar de la inversión, de las empresas y el mercado de una forma no sólo totalmente lógica sino además con un tremendo sentido del humor y absolutamente humilde.

Realmente me cambió la vida porque me ofreció un marco conceptual que encajaba con lo que había aprendido en la universidad o en la empresa sobre cómo analizar una empresa. Esto fue en el año 2001 y desde ese momento nunca más volví a mirar la bolsa y las acciones del mismo modo. Como explicaba Buffett en su famoso The Superinvestors of Graham-and-Doddsville, el value investing o te llega al instante como si te lo hubieran inoculado o no lo entenderás en la vida. En mi caso, ¡espero haberlo entendido!

 

Miembros, inicien sesión abajo para acceder al contenido restringido.

¿No eres miembro?

Gracias por tu interés. Ten en cuenta que MOI Global está cerrado para nuevos miembros en este momento. Si deseas unirte a la lista de espera para miembros hispanos, completa el siguiente formulario: