NOTA DEL EDITOR: El siguiente texto escrito por Jean Philippe Tissot, miembro de MOI Global, es extraído de la carta anual 2018 de Tissot Ayram Family Partnership.

* * *

Una de las lecciones más importantes que aprendí es que hacer cosas, estar expuesto a la casualidad, en el lenguaje de las opciones “ser long-vol”, puede traer oportunidades inesperadas a la mente preparada y curiosa que es capaz de reconocer esas circunstancias.

A través de nuestro estudio de yoga, estuvimos expuestos a una compañía maravillosa en una industria muy interesante. Tuvimos una relación de negocios con ellos, y pude experimentar los logros de la compañía todos los días. Me volví muy curioso sobre los fundamentales de la compañía y sobre todo quería saber si la compañía no sólo tenía un gran servicio/producto, sino también un gran modelo de negocio, y estaba a punto de averiguarlo.

Una mañana, Laura se dio cuenta de que el fundador de la compañía estaba en su clase de yoga. Ella me lo/la presentó y comenzamos a platicar. Mis primeras dos preguntas resultaron en una conversación de dos horas.

El CEO y único fundador me impresionó en varios frentes: su enfoque, determinación; el plan maestro que tenía y que estaba siendo ejecutado sin problemas; su visión del mercado y su alergia a la dilución del capital (ni siquiera ha tenido la necesidad de tener una ronda de Serie A). Durante la conversación identifiqué que ella/él había descubierto cómo hacer dinero. La compañía no sólo satisfacía a los clientes, socios y empleados, sino que también estaba en una trayectoria para complacer enormemente a sus inversores. Un completo ganar-ganar, y yo quería aprender más.

Miembros, inicien sesión abajo para acceder al contenido restringido.

¿No eres miembro?

Gracias por tu interés. Ten en cuenta que MOI Global está cerrado para nuevos miembros en este momento. Si deseas unirte a la lista de espera para miembros hispanos, completa el siguiente formulario: