NOTA DEL EDITOR: Este texto es un extracto de un comentario de Prime Value.

* * *

Don’t trust your teachers

– Carlo Rovelli

Se suele leer que la inversión no es una ciencia, incluso hay quien la califica más como un arte. Esta afirmación está asociada a la creencia generalizada de que la ciencia es un campo de certidumbres y no de probabilidades, de hechos y no de opiniones. Pero esto, como la mayoría de creencias generalizadas, es falso. El físico teórico italiano Carlo Rovelli define a un científico como «alguien que vive al borde del saber en estrecho contacto con los innumerables límites y con los límites del conocimiento»

Rovelli continúa: «La conciencia de los límites de nuestro conocimiento es también conciencia de que lo que sabemos, o creemos saber, puede ser impreciso o erróneo. Sólo si tenemos bien presente que nuestras creencias podrían estar equivocadas seremos capaces de librarnos de ellas y seguir aprendiendo. Para seguir aprendiendo hay que tener el valor de aceptar que lo que creemos saber, incluidas nuestras convicciones más arraigadas, puede ser falso, iluso o necio. Sombras proyectadas en la pared de la caverna de Platón.

La ciencia nace de este acto de humildad: no fiarse ciegamente de nuestras intuiciones. No fiarse de lo que todos dicen. No fiarse del conocimiento acumulado por nuestros padres y abuelos. Nada aprendemos si pensamos que ya sabemos lo esencial, si creemos que lo esencial está ya escrito en un libro o custodiado por los ancianos de la tribu. Los siglos en que los hombres han tenido fe en lo que creían son los siglos en los que todo permaneció inmóvil y nadie aprendió nada nuevo. Si hubieran tenido fe ciega en el saber de sus padres, Einstein, Newton y Copérnico no habrían puesto nada en tela de juicio ni habrían hecho avanzar nuestro saber. Si nadie hubiera dudado, aún estaríamos adorando a faraones y pensando que la Tierra descansa sobre una tortuga. Incluso el saber más eficaz, como el construido por Newton, puede acabar revelándose ingenuo, como demostró Einstein. […]

Y lo que necesitamos son cosas fiables, no ciertas. Porque cosas ciertas ni tenemos ni tendremos nunca, a menos que queramos creer a pie juntillas en algo. Las respuestas más fiables son las respuestas científicas porque la ciencia es la investigación de las respuestas más fiables, no de las respuestas ciertas.

Miembros, inicien sesión abajo para acceder al contenido restringido.

¿No eres miembro?

Gracias por tu interés. Ten en cuenta que MOI Global está cerrado para nuevos miembros en este momento. Si deseas unirte a la lista de espera para miembros hispanos, completa el siguiente formulario: