Esta idea de inversión presentada por Emérito Quintana es obtenida de la segunda carta semestral de febrero 2018 a los inversores de NUMANTIA PATRIMONIO GLOBAL.

*****

Ryman Healthcare: Continuando con las buenas perspectivas a largo plazo como nuestro hilo conductor, una de las nuevas empresas que encontramos en cartera y de la que esperamos ser accionistas muchos años es Ryman Healthcare. La empresa diseña, construye y opera villas de alta calidad para la tercera edad en Nueva Zelanda y Australia.

Controlan toda la cadena de valor, desde la construcción de los edificios hasta la contratación de las enfermeras. Poseen 32 villas y tienen 14 más en distintas etapas de desarrollo. Proporcionan un hogar, una comunidad, compañía, seguridad y cuidados a personas que ya no pueden cuidarse por sí mismas. Una necesidad básica, natural y poco cambiante.

La empresa ofrece muchas opciones de hospedaje, desde 12 casas y apartamentos independientes a camas de hospital y cuidados para la demencia, todo entre zonas ajardinadas e instalaciones como piscinas, cines o gimnasios. Una cultura de cuidado, preocupación y atención por los detalles impregna toda la empresa en el día a día.

La amplia gama de servicios aporta tranquilidad, pues asegura, por ejemplo, que una pareja vaya a estar siempre junta, aunque la salud de uno se deteriore más que la del otro. Además, la fuerte sensación de comunidad que se crea en las villas fideliza a los residentes y atrae a las personas de su círculo de amigos y familiares, creando un peculiar “efecto red”. Con el paso de los años se han ganado una merecida reputación e imagen de marca.

En este caso, las perspectivas de la empresa dependen de la evolución del número de personas de más de 75 años en Nueva Zelanda y Australia, que no va a dejar de crecer en las próximas décadas.

El modelo de negocio de Ryman cuenta con varias fuentes de ingresos, pero una de las principales es la de la venta de derechos de residencia a los clientes sobre viviendas que podrán usar durante el resto de su vida, a precios similares a los de las viviendas en propiedad. Este modelo genera una gran cantidad de caja por adelantado que Ryman puede usar para reinvertir y financiar proyectos que maduren en el futuro y cubrir así la creciente demanda, todo ello manteniendo la propiedad de sus activos.

Desde su OPV en 1999, donde captó 25 millones de dólares, han logrado invertir 2.900 millones sin necesidad de capital adicional, acumulando activos por valor de más de 5.000 millones, y repartiendo 630 millones en dividendos por el camino. Sacad la calculadora, los cálculos son impresionantes.

Por el lado del desarrollo de villas, como mayor constructor de este tipo de complejos del país, posee una escala muy superior a la de sus competidores, lo que le permite ser más eficiente, reutilizar y mejorar diseños de villas anteriores, negociar precios de mobiliario y decoración, etc. Los gestores destacan por su capacidad para conseguir localizaciones premium a buenos precios. Además, están realizando una fuerte inversión en tecnología para digitalizar todos los procesos y ofrecer mejores servicios.

Por último, la valoración también cuenta con aspectos interesantes, pues a más de 20 veces beneficios puede parecer cara, pero los beneficios contables distan mucho de la verdadera generación de valor interna fruto de la inversión en el desarrollo de nuevas villas para la posterior explotación y venta de derechos. Con una rentabilidad interna de más del 30% por cada nuevo euro que invierten, nuestras compras en el entorno de los 9,2-9,5 NZD por acción son una excelente inversión a largo plazo con una TIR cercana al 15%.

Descarga la versión imprimible