NOTA DEL EDITOR: Esta idea de inversión es obtenida de una carta de Solventis EOS.

* * *

Precio: 18.3€ (30 junio 2019) Precio adq.: 14.5€

Capitalización: 15.863 mill. €

Deuda Neta ajustada: 5.289 mill. €

PER ajustado: 11x

La salud, como muchas otras cosas en la vida, no la apreciamos hasta que la perdemos. Es en ese momento de indisposición, dieta blanda y termómetro vigilante cuando empezamos a echar de menos la vitalidad que dábamos por sentada. Por suerte, lo que antes era una dolencia que nos dejaba en la cama sin poder disfrutar de las vacaciones ahora es un pequeño bache, que con un poco de reposo y algún medicamento, nos permite disfrutar de nuestro merecido descanso. Gran  mérito de este progreso recae, entre otros, sobre compañías farmacéuticas como Grifols [BME: GRF].

Fundada en 1940 en Barcelona, Grifols es una empresa familiar líder en la producción de medicamentos derivados del plasma para pacientes en todo el mundo. Comercializa sus productos en más de cien países y su actividad está segmentada en cuatro divisiones:

  • Biociencia: dedicada a la producción de fármacos derivados del plasma para el tratamiento de enfermedades minoritarias y crónicas (78% ventas).
  • Diagnóstico: líderes en sistemas de análisis de sangre y plasma (16% ventas).
  • Hospital: responde a las necesidades de la farmacia hospitalaria (3% ventas).
  • Bio Supplies: engloba principalmente las ventas de productos biológicos de uso no terapéutico (3% ventas).

Grifols no es una compañía farmacéutica al uso, comparte similitudes pero, son mayores sus diferencias, empezando por la materia prima que utiliza para elaborar sus medicamentos, las proteínas plasmáticas que contiene la sangre. El plasma es la parte líquida de la sangre humana que queda tras retirar las plaquetas, glóbulos rojos, leucocitos y otros componentes celulares. Es el mayor componente de la sangre (50%) y contiene importantes proteínas que, tras ser separadas y purificadas, se transforman en medicamentos plasmáticos.

De las más de seis mil proteínas plasmáticas que contiene la sangre Grifols comercializa un número limitado de ellas en forma de medicamento, siendo las más importantes:

  • Inmunoglobulinas (anticuerpos): proteínas de gran importancia que influyen notablemente sobre el equilibrio de nuestro sistema inmunitario. Se utilizan principalmente para tratar inmunodeficiencias y enfermedades neurológicas poco comunes.
  • Albúmina: es la principal proteína de la sangre, se usan para restaurar la pérdida de sangre y de proteínas indispensables en condiciones tales como cirrosis hepática, traumatismos, quemaduras graves, etc.
  • Alfa 1 antitripsina (A1P1): proteína utilizada para tratar el déficit de alfa-1, la función de esta proteína es proteger a los pulmones de la inflamación causada por infecciones e irritantes inhalados como por ejemplo el tabaco.
  • Factor VIII de coagulación: los factores de coagulación actúan junto las plaquetas en una secuencia precisa (cascada de coagulación) para formar coágulos y evitar hemorragias. Principalmente se utilizan para tratar la hemofilia y otras afecciones que pueden provocar episodios de hemorragia interna.

Para obtener estas proteínas se necesitan donantes y centros de donación. Estados Unidos es el mayor mercado de plasma dado que los donantes son remunerados, lo cual no está permitido en la  mayoría de países. Por tanto, tener acceso al suministro del plasma es clave en este negocio. Grifols se dio cuenta de ello y en 2015 inició un plan que le permitiría asegurarse el suministro, pasando de 160 centros de donación a 370 en menos de diez años.

Miembros, inicien sesión abajo para acceder al contenido restringido.

¿No eres miembro?

Gracias por tu interés. Ten en cuenta que MOI Global está cerrado para nuevos miembros en este momento. Si deseas unirte a la lista de espera para miembros hispanos, completa el siguiente formulario: