NOTA DEL EDITOR: Este texto es un extracto de una carta trimestral de azValor Asset Management.

* * *

Siempre hemos dicho que para comprar barato en bolsa, en general, es necesario buscar compañías que tengan un “problema” real, o percibido por la mayoría, respecto a su capacidad de generar beneficios en el futuro. De alguna manera, hay que “ir contra la opinión dominante”.

Esto no es fácil desde un punto de vista psicológico, pero hay herramientas que ayudan, como alcanzar un conocimiento profundo de la empresa a través del estudio. En azValor pasamos muchas horas analizando estados financieros históricos, y realizamos ajustes a las cifras publicadas, para descubrir cuál fue la verdadera generación de beneficios histórica. A continuación, realizamos el mismo ejercicio con los competidores del sector, y tratamos de entender por qué unas empresas crecieron más que otras en el pasado o lograron mayor rentabilidad. Llegados a este punto empieza el análisis de valor añadido, cuyo objetivo es determinar si el futuro es más o menos previsible y por qué razones.

Para ello, tomamos la maleta y salimos a visitar a las empresas, sus competidores, proveedores y clientes; hablamos con expertos del sector sobre los grandes interrogantes del negocio a largo plazo y así, vamos poco a poco avanzando en una misma dirección: la de estimar el nivel aproximado de beneficios futuros sostenibles de la empresa.

Miembros, inicien sesión abajo para acceder al contenido restringido.

¿No eres miembro?

Gracias por tu interés. Ten en cuenta que MOI Global está cerrado para nuevos miembros en este momento. Si deseas unirte a la lista de espera para miembros hispanos, completa el siguiente formulario: