Read in English

Recientemente tuvimos el placer de aprender de uno de los inversores más exitosos de Canadá: Larry Sarbit, director de inversiones de Sarbit Advisory Services, firma que tiene su sede en Winnipeg. El enfoque empresarial para invertir de Larry ha generado rentabilidades anuales superiores al 10% desde 1998. Larry logró estas rentabilidades mientras mantenía grandes balances de liquidez en ocasiones, incluido un exceso del 50% en 2008.

Larry inició su carrera en 1979 como analista en Richardson Securities. Pasó a ser gestor de carteras para Investors Group en 1987. Gestionó el U.S. Growth Fund desde 1987 hasta 1998. Heredó poco más de US$185 millones en activos; al momento de su salida de Investors Group gestionaba más de US$3 mil millones en activos. En 1999, Larry se fue a AIC y lanzó el AIC American Focused Fund, que gestionó desde 1999 hasta 2005. Los activos bajo gestión del fondo crecieron hasta US$2.2 mil millones durante ese tiempo.

(La siguiente entrevista es una transcripción editada y puede presentar errores. La transcripción ha sido ligeramente resumida por motivos de claridad y legibilidad).

The Manual of Ideas: Larry, has estado en el negocio de inversiones durante tres décadas y antes de que hablemos de tu enfoque de inversión, eso te permitió mantenerte y prosperar durante tanto tiempo en la industria. Para comenzar, cuéntanos un poco sobre cómo te interesaste en la inversión.

Larry Sarbit: Terminé en la industria de inversiones por accidente. Me preparé como geógrafo. Obtuve una maestría en geografía: geografía urbana. Regresé a mi alma mater y en 1978 comencé a enseñar geografía; y rápidamente descubrí que estaba en el lugar equivocado. Fue una epifanía. Afortunadamente para mí, llegó rápidamente, así que salí y me encontré en la calle preguntándome qué iba a hacer a continuación.

En 1979, apliqué para un trabajo en una firma de corretaje aquí en Winnipeg. Para mi gran sorpresa, me llamaron. Aún más sorprendente fue que me contrataron y no tenía absolutamente ninguna experiencia en finanzas; cero. No sabía qué eran las acciones en ningún aspecto; nada.

Cómo terminé en el negocio fue pura casualidad. El momento era el adecuado. Nadie en ese momento, si recuerdas el año 1979, la gente no quería entrar en este negocio. Ciertamente en ese momento, en Canadá ganabas mucho más dinero trabajando para el gobierno de lo que lo hacías trabajando en la industria privada, y nunca te importaba la industria financiera, que realmente estaba sufriendo un mal momento. Lo supe porque nadie quería entrar. Yo era un contrarian incluso en aquel momento.

MOI: Cómo han cambiado las cosas, contrarias con el entorno actual, donde la mayoría de la gente no puede obtener suficiente de la industria de servicios financieros y esa parece ser la elección de carrera de la mayoría de los graduados de la actualidad. Por lo tanto, de alguna manera, un entorno muy diferente de cuando recién comenzaste. En términos de tu enfoque de inversión, que describes como inversión empresarial de sentido común y hablas de los cuatro pilares de los inversores empresariales exitosos. Dinos a qué te refieres con eso.

Sarbit: Simplemente tener sentido común: solo se trata de olvidarse de los números y solo pensar en comprar un negocio. Si fueras a comprar un negocio, si quisieras entrar a un negocio privado en algún lado, ¿cómo lo percibirías? ¿cómo lo pensarías para que tuviera éxito?

Por supuesto, derivé mucho de esto gracias a Warren Buffett. Pero él piensa en negocios. En gran medida él es un inversor empresarial racional. Él no es una persona que se dedique a la Bolsa, él es dueño de un negocio. Así es como se percibe a sí mismo.

Cuando echo un vistazo a cómo los empresarios exitosos han logrado su riqueza, todo lo que intento hacer es copiar lo que han hecho; simplemente duplicar tanto como sea posible la forma en que un exitoso propietario y gestor de negocio se ha comportado en el pasado.

El primer pilar que diríamos que tienen es comprar un negocio maravilloso. Un negocio excelente es un negocio que tiene excelentes características: tiene una ventaja competitiva sostenible. No sé si quieres que hable detalladamente sobre esto, pero lo primero y más importante, es que tienes un negocio que tiene características excelentes que significa que sus probabilidades de éxito van en aumento. Nuevamente, eso es solo racional. Eso es lo que hacen los empresarios todo el tiempo. Les importa el precio o lo que pagan por él, pero antes que nada tiene que ser un negocio excelente. No les importa pagar un poco más por algo que es realmente genial.

La otra cosa que han hecho los empresarios exitosos es que siempre lo han hecho en un único negocio. No lo han hecho con una cartera bien diversificada de acciones: esa no es la forma en que se crea riqueza. Se crea casi todo el tiempo en un negocio. De vez en cuando en dos negocios, pero no lo ves en cientos de negocios. Simplemente no es así como se hace.

No puedes gestionar cientos de negocios. No puedes entender cientos de negocios. Y terminas como dice Warren Buffett: terminas diempeorando1 tus esfuerzos. Y esa es la manera exactamente opuesta a la que se han comportado los empresarios exitosos.

Y, por supuesto, lleva tiempo construir un negocio. No obtienes rentabilidades instantáneas. Construir un negocio, si tienes uno y lo diriges, es un proceso de crecimiento de varios años, varias décadas; quizás generacional.

La gente en Bolsa parece pensar que deberían tener retornos de manera regular y a corto plazo. Si piensas de esa manera, si lo abordas como propietario racional de un negocio y mantienes esto como prioridad, y comienzas con esos principios, tienes una probabilidad mucho mayor de crear riqueza.

 

Miembros, inicien sesión abajo para acceder al contenido restringido.

¿No eres miembro?

Gracias por tu interés. Ten en cuenta que MOI Global está cerrado para nuevos miembros en este momento. Si deseas unirte a la lista de espera para miembros hispanos, completa el siguiente formulario: