NOTA DEL EDITOR: Estas ideas de inversión presentadas por Javier Ruiz, CFA, son obtenidas de la carta trimestral octubre 2019 de Horos Asset Management.

* * *

Si todo el mundo piensa igual, entonces es que nadie está pensando.
— Benjamin Franklin

Si bien es cierto que algunas de nuestras inversiones han sufrido un deterioro en sus negocios y merecen peor evolución bursátil (otra cosa es si la magnitud de sus correcciones se nos antoja excesiva), nos encontramos con otros casos en los que los negocios han evolucionado como cabría esperar o, en algunos casos, incluso mejor, dado el entorno en el que nos encontramos, y, sin embargo, su cotización parece asumirlo como algo negativo.

Sin ánimo de ser exhaustivo, me gustaría repasar los siguientes “llamativos” ejemplos:

 

Uranio (8% de Horos Value Internacional)

Nuestra exposición al uranio la realizamos, como sabe, a través de los vehículos financieros que compran uranio para su almacenamiento (Uranium Participation Corporation (UPC) [TSE: U] y Yellow Cake [LON: YCA]) ya que, a nuestro entender, ofrecen un binomio rentabilidad-riesgo más atractivo que la inversión en uranio a través de los operadores de minas.

Pues bien, desde que iniciamos nuestra inversión en estas compañías hace ya más de un año, la tesis que mantenemos de una recuperación del sector del uranio se ha visto reforzada. Por el lado de la oferta, Kazatomprom, principal productor de uranio del mundo, anunció en agosto su extensión de recorte de producción del 20% hasta 2021, un año por encima de lo inicialmente anunciado. De hecho, en su primer evento para inversores y analistas celebrado el 30 de septiembre, su equipo directivo recalcó que están muy lejos de plantearse volver a aumenta la producción, si los fundamentales (precio del uranio) no mejoran.

Mientras que, por el lado de la demanda, el sentimiento popular y político parece ir virando hacia un futuro en el que la energía nuclear debe jugar un papel relevante en el mix energético, si se quiere cumplir con los objetivos de emisiones y hacer frente a las grandes necesidades energéticas que se plantearán los próximos años. Esto se ha visto reflejado en el reciente informe publicado por la Asociación Nuclear Mundial1, en el que, por primera vez en ocho años, TODOS los escenarios contemplados, incluyendo el negativo, asumen un crecimiento en la capacidad de generación nuclear instalada en el mundo. Todo ello gracias al crecimiento esperado de nuevos reactores en economías como China, India o Rusia, que contribuye a compensar (y superar) la paulatina caída o nulo crecimiento en economías más maduras, como las del continente europeo.

Por tanto, mejoras significativas en los fundamentales de la demanda y de la oferta, que se han reflejado, este trimestre, en una subida cercana al 5% en el precio del uranio. Sin embargo, en este mismo periodo, Uranium Participation se ha mantenido estable y Yellow Cake se ha dejado un 5%, aumentando el descuento con el que cotizan frente al valor de sus inventarios de uranio (hasta casi un 20%, en momentos puntuales, en el caso de Yellow Cake). ¿El motivo? Importantes accionistas vendiendo forzosamente sus inversiones, ante la salida masiva de partícipes que los han llevado a cerrar el fondo de inversión. Ante esta oportunidad, decidimos incrementar nuestra exposición a Yellow Cake.

Miembros, inicien sesión abajo para acceder al contenido restringido.

¿No eres miembro?

Gracias por tu interés. Ten en cuenta que MOI Global está cerrado para nuevos miembros en este momento. Si deseas unirte a la lista de espera para miembros hispanos, completa el siguiente formulario: