NOTA DEL EDITOR: Este texto es un extracto de una carta del fondo Japan Deep Value Fund.

* * *

El universo de empresas cotizadas en Japón continúa creciendo cada año demostrando un vigor sorprendente. En el mercado norteamericano en cambio, el número total de empresas cotizadas va decreciendo. A mediados de los años 90, más de 8.000 compañías cotizaban en las diversas bolsas norteamericanas. A finales de 2017 tan solo eran 3.618, cifra ya inferior al número de empresas japonesas cotizadas actualmente, que crecen a un ritmo anual de unas 50 a 100 nuevas compañías. No parece que vayan a escasear las oportunidades en los próximos años.

El mercado nipón de pequeñas empresas continúa sorprendiéndonos cada día por su ineficiencia lo que nos proporciona oportunidades de compra que nunca hubiésemos imaginado encontrar. Existe una clara correlación entre el potencial de revalorización de estas empresas y su nivel de información pública a disposición de los inversores internacionales e incluso nacionales. Sin duda es el mercado con menos inversores profesionales.

El perfil típico en nuestra cartera es una empresa controlada familiarmente, entre un 30 al 60% de la propiedad, con negocios casi-centenarios, muy estables y habitualmente de bajo crecimiento. Quizás la mejor definición es que son empresas “aburridas”, lo cual explica que no haya atraído a más inversores. Tan solo tenemos un 15% de nuestra cartera en empresas de tecnología, fundadas por jóvenes emprendedores y donde el mercado no reconoce sus elevados crecimientos.

Miembros, inicien sesión abajo para acceder al contenido restringido.

¿No eres miembro?

Gracias por tu interés. Ten en cuenta que MOI Global está cerrado para nuevos miembros en este momento. Si deseas unirte a la lista de espera para miembros hispanos, completa el siguiente formulario: