NOTA DEL EDITOR: El siguiente texto es extraído de un comentario trimestral de Invexcel Patrimonio.

* * *

“Burbuja” es un término excesivo. Hay quienes se han hecho famosos prediciéndolas y quienes llevan décadas augurándolas sin acierto. Nosotros observamos y estudiamos, pero no predecimos. Si lo hiciéramos, probablemente seríamos tan poco certeros como la mayoría. Y observando, encontramos valoraciones excesivas que invitan a pensar que la irracionalidad se está agudizando, aunque muy concentrada en una serie de activos.

Dos razones encontramos detrás de esta subida extraordinaria del precio de algunos de éstos: las políticas expansivas por parte de los bancos centrales, y el frecuente e irracional comportamiento humano.

Hemos hablado algunas veces de la impresión de dinero propiciada por los principales bancos centrales. Valga recordar que, sin ser excesivamente partidarios de unas medidas que no permiten al sistema purgarse por sí solo manteniendo artificialmente vivos a actores ineficientes, entendemos la complejidad política y social que soportó esta decisión.

El dinero adicional causa una subida inmediata al precio del activo destino. Afortunadamente, gran parte de este “nuevo dinero” no ha llegado a la economía real (familias y empresas) en forma de préstamos. Se ha quedado en el sistema como liquidez, lo que tiene una parte positiva: no provocar excesivo sufrimiento a la economía al ser retirado, tal y como se ha observado en EEUU, donde la retirada de estímulos y la subida de tipos, en definitiva la normalización de la política monetaria, se está llevando a cabo sin consecuencias negativas en la economía real. De momento.

 

Miembros, inicien sesión abajo para acceder al contenido restringido.

¿No eres miembro?

Gracias por tu interés. Ten en cuenta que MOI Global está cerrado para nuevos miembros en este momento. Si deseas unirte a la lista de espera para miembros hispanos, completa el siguiente formulario: