NOTA DEL EDITOR: Estas ideas de inversión presentadas por Marc Garrigasait, son obtenidas de la Carta Trimestral Segundo Trimestre, correspondiente a octubre de 2017, del fondo Japan Deep Value Fund.

* * *

Hemos aumentado nuestra posición en la empresa Fukuda Corp. que ya es la mayor posición del fondo. Fukuda es una empresa de construcción de infraestructuras y de edificios. El 100% de su negocio lo realiza en el mercado nipón. Este sector supone algo más del 20% de nuestra cartera. La inversión en obra pública en Japón se encuentra en mínimos de los últimos 20 años y a pesar de ello los múltiplos de valoración de flujo de caja libre a que cotizan muchas de las empresas japonesas son inferiores a cinco veces, unas tres o cuatros veces inferiores a los cotizados en empresas occidentales. Además, las empresas japonesas de construcción operan sin deuda, no necesitan de ningún apalancamiento financiero para su día a día, lo cual es una situación sorprendente en términos occidentales. Fukuda publicó a primeros de agosto unos resultados excepcionales y en apenas seis meses ha generado el 50% de toda su capitalización bursátil. Tras subir apenas un 10-15% ese día, doblamos nuestra inversión en la empresa. De 5.100 yenes se ha revalorizado hasta los 6.300 de final de septiembre, nivel que refleja aun una clara infravaloración.

Ya se ha resuelto la OPA sobre nuestra compañía Obayashi Road Corp., por el 100% de las acciones a un precio de 940 yenes por acción,
pagadero en cash. A pesar de nuestra oposición a la operación, la mayoría de accionistas japoneses la han aceptado por lo que la ley del mercado de valores japonés nos obliga ahora a venderlas y cobrar el efectivo. A pesar de la elevada plusvalía en la operación, para nosotros
es una mala noticia. Obayashi Road Corp., que se dedica a la construcción de carreteras, había publicado unos resultados excepcionales, por lo que el precio ofrecido lo seguimos considerando muy infravalorado. En breve recibiremos el efectivo de la operación que dedicaremos a invertir en otras oportunidades.

En Maruzen Co, la fabricante de maquinaria de cocina, que ahora es nuestra segunda mayor posición, y de la que hablamos en el trimestre
anterior, se ha disparado este trimestre y ya cotiza por encima de los 2.200 yenes. Nuestro coste de adquisición promedio de las diversas compras en cartera es de 1.137 yenes.

Otra de las posiciones importantes en la cartera es la compañía de automóviles Mitsubishi Motors. Tras cotizar a unos 6.000 yenes en el año 1999, el precio de la acción ha caído de forma continuada hasta verano de 2016, donde la compramos a un precio de 652 yenes. A cierre de septiembre cotiza a 890 yenes. Tras anunciar la dimisión del presidente por no cumplir con los datos de contaminación de los motores, Nissan Motors compró el 30% de la compañía y ha desembarcado con todos sus directivos que ya demostraron una gran gestión empresarial con Nissan. Con un balance muy saneado, esperamos que en los próximos años veamos los frutos de los cambios estratégicos que se están empezando a aplicar, con lo que vemos un gran potencial en los próximos cinco a diez años.

La economía japonesa presenta, si obviamos las políticas del banco central nipón, el mejor panorama de los últimos años. A principios de año conocimos los datos ampliamente positivos en términos de crecimiento del PIB que se fijó en un 2,2% anual, el crecimiento se mantuvo durante el segundo trimestre del año, aunque a una tasa menor. Japón ya encadena seis periodos consecutivos de crecimiento económico, su mejor registro en los últimos diez años. La mejoría se ha sucedido en gran parte por un aumento en el nivel de exportaciones consecuencia de una mayor demanda por parte de China y el sudeste asiático. También contribuyó el ligero aumento del consumo de los hogares, responsable de alrededor del 60% de la economía, se incrementó un 0,9% en la primera mitad del año. A finales de setiembre, y fruto de la escalada de tensión con Korea del Norte, el primer ministro del país Shinzo Abe decidió adelantó las elecciones las cuales podrían celebrarse a final de octubre. No esperamos que el proceso electoral tenga un impacto significativo en las políticas económicas del país o en las industrias y compañías en las que estamos expuestos.

Descarga la versión imprimible

El contenido de este sitio web no es una oferta de venta ni la solicitud de una oferta para comprar ningún tipo de valor en ninguna jurisdicción. El contenido se distribuye solo con fines informativos y no debe interpretarse como un consejo de inversión o una recomendación para vender o comprar cualquier valor u otro tipo de inversión, o emprender cualquier estrategia de inversión. No hay garantías, expresas o implícitas, en cuanto a la exactitud, integridad o resultados obtenidos de cualquier información establecida en este sitio web. Los directivos, ejecutivos, empleados, y/o autores contribuyentes de BeyondProxy pueden tener cargos y pueden, de vez en cuando, realizar compras o ventas de los valores u otras inversiones discutidas o evaluadas en este sitio web.