Tuvimos el gusto de entrevistar a Luis García Álvarez, CFA, gestor de renta variable en MAPFRE Asset Management. En MAPFRE AM, Luis y su equipo buscan compañías de cualquier capitalización bursátil, con ventajas competitivas sostenibles y equipos gestores excelentes. Además, Luis es un gran lector y nos recomienda bastantes libros de inversiones y neuroeconomía.

MOI Global en Español: Cuéntanos acerca de tu formación y tu trayectoria.

Luis García Álvarez:  Estudié una Licenciatura en Economía en la Universidad Francisco de Vitoria, en mi ciudad natal, Madrid. Una vez completada, tenía claro que quería seguir profundizando en mis estudios y por eso opté por realizar el Master en Economía y Finanzas del Centro de Estudios Monetarios y Financieros (CEMFI). Ésta ha sido, sin duda, una de las mejores decisiones que he tomado a nivel profesional. Se lo recomiendo a cualquier persona con interés en el mundo de la economía y las finanzas, que cumpla con los exigentes criterios de admisión y esté dispuesto a soportar un nivel de exigencia muy elevado durante dos años. A pesar de que el CEMFI no es tan conocido como algunas de las escuelas de negocios que tenemos en España, es un centro de enseñanza de primer nivel mundial, con profesores y alumnos que vienen de distintos países.

Al terminar el Master, comencé a trabajar en Banco Santander, en el departamento de Riesgos de Mercado. La experiencia allí fue realmente muy buena, pero quise intentar dar el salto al mundo de las inversiones y, por eso, seguí estudiando para conseguir la designación CFA Charterholder. Tenía la esperanza de que eso pudiera abrirme nuevas puertas en la industria y así fue. Nada más aprobar el tercer nivel tuve la oportunidad de incorporarme al equipo de análisis de renta variable de BBVA que, en mi opinión, es uno de los mejores que existen en España. Esa fue también una etapa clave en mi desarrollo profesional, ya que allí aprendí la gran mayoría de lo que sé en cuanto a analizar compañías. Los años como analista en el sell side fueron la mejor base para dar el salto a la gestión de activos.

Ese salto llegó unos años después, gracias a que José Luis Jiménez, director de nuestra área de inversiones, y Charo Montes consideraron que era la persona adecuada para incorporarme en ese momento al equipo de gestión de inversiones de renta variable en MAPFRE AM. Les estoy muy agradecido a los dos. Creo que el proyecto de MAPFRE AM es uno de los más interesantes que existen actualmente en nuestra industria a nivel europeo, así que es un privilegio poder estar aquí y formar parte de este equipo. Ya se han dado pasos importantes, como la creación de una SICAV en Luxemburgo, para poner al alcance de cualquier inversor minorista o institucional del mundo los mejores productos de MAPFRE AM, o la adquisición el año pasado de una participación en la boutique de inversión francesa La Financière Responsable. Es la primera vez que una sociedad española entra en el accionariado de una firma extranjera de gestión. Estos han sido dos eventos muy relevantes que marcan la buena dirección en la que estamos avanzando, pero quedan más por llegar.

En cuanto a cómo conocí el value investing, recuerdo con claridad que fue cuando yo aún trabajaba en Banco Santander. Por aquel entonces, ya estaba preparando los exámenes del CFA Institute y me enteré de que CFA Spain organizaba una conferencia con un analista de bancos españoles que se llama Santi López (Exane). Esa fue la primera vez que escuché hablar de Benjamin Graham y de The Intelligent Investor. Aquello me interesó tanto que decidí comprar ese libro y otros de los que nos había hablado Santi durante su ponencia, como Thinking, Fast And Slow de Daniel Kahneman o The Big Short de Michael Lewis. A partir de entonces, esa manera de pensar ha marcado completamente mi visión sobre las inversiones. Como han dicho otras personas antes, los conceptos básicos del value investing o bien se entienden y te convencen en los cinco primeros minutos, o no se entienden nunca.

Quedé totalmente convencido de que esa era la manera adecuada de enfocar la tarea del gestor de inversiones. Desde entonces, he seguido leyendo e intentando aprender todo lo que puedo, en un proceso que no tiene fin. Eso es lo que hace que este trabajo me parezca tremendamente atractivo. Si uno quiere, es imposible aburrirse.

 

Miembros, inicien sesión abajo para acceder al contenido restringido.

¿No eres miembro?

Gracias por tu interés. Ten en cuenta que MOI Global está cerrado para nuevos miembros en este momento. Si deseas unirte a la lista de espera para miembros hispanos, completa el siguiente formulario: