Entrevistamos a Juan Huerta de Soto Huarte, analista en Cobas Asset Management. Juan lleva más de cinco años trabajando con Francisco García Paramés, tanto en Bestinver como en Cobas. También fue analista en azValor Asset Management.

MOI Global en Español: Cuéntanos acerca de tu formación y tu trayectoria.

Juan Huerta de Soto: Al terminar el colegio no tenía una vocación clara, por lo que decidí seguir el consejo de mi familia y estudiar Derecho y Administración y Dirección de empresas en la Universidad Complutense de Madrid. A pesar de ser una carrera larga (6 años), me permitió ganar algo más de tiempo para descubrir a lo que me quería dedicar y, por tanto, no especializarme demasiado pronto en un sector concreto. Esto resultó ser un absoluto acierto ya que en un principio yo querría haber estudiado Derecho y quizás no habría descubierto el value investing. Durante los primeros años de universidad me interesé más por las leyes y su aplicación práctica, no obstante, en el tercer año cursé una asignatura de introducción a las finanzas corporativas y a partir de ese momento mi interés se centró en el mundo de la empresa, las finanzas y la economía.

Mi descubrimiento del value investing fue también a raíz de mi familia, a la cual como ya se puede intuir debo gran parte de lo que soy ahora. Más concretamente, fue mi hermano mayor el que me recomendó One up on Wall Street de Peter Lynch para iniciarme en el mundo de la inversión. A pesar de estar cursando una carrera de empresariales no fue hasta que leí el libro de Lynch que empecé a entender lo que era invertir con sensatez y, a partir de ese momento, mi interés intelectual se centró casi por completo en la inversión y la economía. Resulta curioso que mi hermano llegase hasta ese libro gracias a las lecturas recomendadas por Bestinver Asset Management, gestora independiente de reconocido prestigio en España y en la que por aquel entonces estaban trabajando Francisco García Paramés y su equipo, con los cuales años más tardes llegaría a trabajar yo.

Tras la lectura del libro de Lynch empecé a leer el mayor número posible de libros relacionados con el value investing, a ver todas las entrevistas y conferencias en las que saliese el equipo de Bestinver (por el momento casi la única gestora value en España y con diferencia la más importante y exitosa) y a invertir mis pocos ahorros en sus fondos, así como en empresas cotizadas españolas. Mis primeras inversiones en compañías cotizadas me hicieron descubrir mi pasión por el análisis de negocios y fue el último detonante que me hizo darme cuenta de que quería dedicarme profesionalmente al análisis financiero y la inversión.

Aun así, los deseos no lo son todo y por aquel entonces resultaba muy difícil encontrar trabajo en una gestora value en España, principalmente debido a la escasez de compañías con esa particular filosofía de inversión. Por ende, decidí cursar un Máster de Economía Aplicada con especialización en la Escuela Austriaca de Economía en la Universidad Rey Juan Carlos, mientras simultaneaba unas prácticas en el departamento de M&A de un gran banco europeo. El Máster en Economía me aportó una capacidad de pensamiento crítico esencial, lo que los anglosajones definen como “thinking out of the box”, y que a día de hoy me ayuda mucho para tener un pensamiento contrario al mercado. Finalmente, la fortuna me sonrió y en Bestinver abrieron una plaza para analista junior justo cuando yo terminaba mi Máster y mi periodo de prácticas, por lo que sin dudarlo mandé mi CV y me presenté a la ronda de 5 entrevistas como candidato al puesto. Les debí gustar y en septiembre de 2013 empecé a trabajar en la prestigiosa gestora con el equipo de Francisco García Paramés. Tras casi dos años el equipo de inversión tomó la decisión de fundar una gestora independiente, poniendo fin a muchos años de relación con Bestinver. Afortunadamente, decidieron contar conmigo también para dicho proyecto y nada más dejar Bestinver me uní al resto del equipo en Azvalor Asset Management. Fueron buenos años en los que aprendí lo que no está escrito y me pude desarrollar como analista, puliendo mis cualidades e incorporando nuevas. Finalmente, tras otros casi dos años, Francisco García Paramés, que no se había unido a Azvalor debido a impedimentos contractuales, decidió fundar su propia firma de inversiones y fui invitado a formar parte de su proyecto, lo cual acepté. De esto hace ya un año y medio y espero permanecer en este apasionante proyecto lo que me resta de vida profesional.

Miembros, inicien sesión abajo para acceder al contenido restringido.

¿No eres miembro?

Gracias por tu interés. Ten en cuenta que MOI Global está cerrado para nuevos miembros en este momento. Si deseas unirte a la lista de espera para miembros hispanos, completa el siguiente formulario: