Read in English

Hemos tenido el placer de ponernos al día con el superinversor e inversor value global Tom Russo, de Gardner Russo & Gardner, antes de la asamblea anual de accionistas 2013 de Berkshire Hathaway [BRK.A; BRK.B]. Tom, quien es socio en Gardner Russo & Gardner, supervisa en la firma US$6 mil millones a través de cuentas separadas y las sociedades Semper Vic. En esta conversación de amplio espectro, Tom nos ayudó a comprender mejor las cuestiones clave para los inversores de Berkshire Hathaway, nos puso al día sobre varias de sus principales posiciones en cartera y compartió otros conocimientos de interés para los inversores value globales. Estamos encantados de traerles la conversación completa con la transcripción que encontrarán a continuación.

(La siguiente entrevista es una transcripción editada de una entrevista y puede presentar errores. La transcripción ha sido ligeramente resumida por motivos de claridad y legibilidad).

Thomas A. Russo: Es un placer estar aquí especialmente debido a Berkshire. Es un momento divertido para reflexionar sobre todos los años anteriores de las asambleas de Berkshire Hathaway y anticipar la próxima asamblea. Esta podría ser mi visita 27 o 28 a Omaha para la asamblea anual de Berkshire. Es un proceso de reafirmación de los valores centrales. Personalmente, creo que hay valores que se han vuelto más refinados y más centrados a lo largo de los años. Lo que aprendo a través de mi propia evolución como inversor durante ese tiempo es una conciencia cada vez mayor del valor de las empresas que tienen la capacidad de reinvertir internamente. Eso no es algo ampliamente compartido si se piensa en la diferencia entra una compañía local de alimentos en Norteamérica y Nestlé [NESN].

Nestlé se enriquece de su legado de haber estado en 120 mercados durante más de 100 años. Sus marcas ya están bien establecidas y tienen una cultura global que hace que el capital trabaje de manera eficiente en la explotación de las oportunidades que esos mercados ofrecen en la actualidad, debido al crecimiento de los ingresos y renta disponible. Eso es algo que es bastante valioso. No está capturado en el precio de la acción. Por otro lado, durante los últimos doce meses, Berkshire habría aprovechado una empresa que tiene en cierto modo, una cartera similar de activos en la compra que Berkshire hizo de su mayor interés de una transacción privatizada en Heinz [HNZ]. Es una transacción excelente para Berkshire y sospecho, reconoce que las empresas que tienen la capacidad de reinvertir, en el caso de Heinz, estarán en India, en China y en algunos otros mercados emergentes donde supondrán una gran inversión. Esos son muy valiosos.

Así que comienzas con la creencia de que no todas las empresas tienen el tipo de fortaleza competitiva que les permite avanzar y capitalizar compuestamente. Luego tienes la siguiente pregunta: «¿La gestión tiene los incentivos adecuados y la protección adecuada que se requiere para invertir la cantidad adecuada?» En el caso de Berkshire Hathaway, eso es un absoluto sí. Con el tiempo, podemos repasar las inversiones de las que Berkshire ha podido beneficiarse de forma exclusiva porque son capaces de hacer cosas en momentos en que nadie más actuaría. Y así las condiciones de los competidores para los tipos de acuerdos que nos han hecho una enorme cantidad de dinero en Berkshire es muy, muy estrecha porque la mayoría de las compañías no tienen la capacidad de absorber las consecuencias adversas a las ganancias reportadas que acompañan la cantidad adecuada de inversión.

Si eres Nestlé y deseas aprovechar esa maravillosa herencia que tiene en los mercados, tendrás que estar dispuesto a gastar US$3.5 mil millones al año en desarrollo de fabricación,  mercadotecnia, distribución, publicidad, promoción, punto de venta; todas las cosas que se requieren para atraer a más consumidores hacia tu producto que son muy costosas. En el proceso de esas inversiones por adelantado de costos estructurales, ya sean inversiones en capital de trabajo, en planta y equipo; o ya sean inversiones del estado de resultados y publicidad, promoción; terminarás quemando tus ganancias actuales.

Si hay una lección que he visto que Warren aprovecha tan bien a lo largo de los años, son las ganancias que vienen y la riqueza impulsada a largo plazo por las empresas que pueden asumir la carga a corto plazo de las ganancias reportadas. Wall Street no permite esa opción para la mayoría de las compañías cotizadas. La gestión, en la mayoría de las empresa cotizadas, se siente demasiada atrapada o demasiada unida para suavizar las ganancias declaradas que no se atreven a migrar de esa rutina, y aquellas empresas que pueden tener una enorme ventaja competitiva. Berkshire es una de ellas.

Probablemente, la lección fundamental que aprendí durante los 27 años que he asistido a la asamblea de Berkshire es la importancia de estar dispuesto a abandonar el curso al que la mayoría de las empresas son absorbidas y los beneficios competitivos que se derivan de eso.

 

Miembros, inicien sesión abajo para acceder al contenido restringido.

¿No eres miembro?

Gracias por tu interés. Ten en cuenta que MOI Global está cerrado para nuevos miembros en este momento. Si deseas unirte a la lista de espera para miembros hispanos, completa el siguiente formulario: