Read in English


Les presentamos una conversación exclusiva con Scott Phillips, gestor de cartera y responsable del equipo de análisis de Templeton and Phillips Capital Management.

Scott Phillips tuvo el placer de sentarse con el superinversor value Frank Martin, fundador de Martin Capital Management, en un pasado fin de semana antes de la Asamblea Anual de Berkshire Hathaway, en Omaha, Nebraska. Scott y Frank discutieron sobre las cuestiones filosóficas de la inversión y de la vida de un inversor value.

The Manual of Ideas y ValueConferences se complacen de haberse asociado con Templeton Press en una serie de conversaciones exclusivas sobre inversiones y el legado de Sir John Templeton, uno de los grandes inversores del siglo XX. Agradecemos a Susan Arellano, Scott Phillips, Lauren Templeton y Trish Vergilio por su apoyo y cooperación con este proyecto. Para obtener más información sobre la misión de Templeton Press, visita www.templetonpress.org

(El siguiente texto es una transcripción editada de una entrevista y puede contener errores. La transcripción se ha resumido por motivos de espaciado, claridad y legibilidad).

Scott Phillips: ¿Cómo afectan tus valores personales tu filosofía de inversión?

Frank Martin: Son absolutamente inseparables. No puedo imaginarme sin tomar ninguna decisión a través del filtro moral. De lo contrario, caería en la trampa de la mayor parte del resto del mundo.

Scott: ¿Puedes ilustrar cómo afectan los valores tus tomas de decisión, ya sea con respecto al juzgar a un equipo gestor o las inversiones que has considerado?

Frank: Existe un verdadero dilema cuando observas los diferentes tipos de empresas que podríamos considerar. Escuché a un orador cuya última adjudicación de fama fue la venta de licor en África a medida que esa economía madura y se vuelve más capaz. Supongo que es una pregunta existencial, pero lucho con cosas así porque no hay respuestas correctas o incorrectas. Preferiría equivocarme lo más pronto posible del lado de omitir ese tipo de oportunidad, sabiendo muy bien que otros la tomarán.

Lo primero en lo que me fijo en una compañía es la declaración proxy, el documento necesario que lo dice todo sobre lo que piensa la gestión sobre los incentivos y otros asuntos que normalmente no discuten en ningún otro lado. Lo primero que hago es echar un vistazo a la gestión: fijándome en si su comportamiento es consistente con lo que dice en el proxy. La idea de que las opciones sobre acciones alineen intereses es una locura marginal. Charlie y Warren pensarían de la misma manera en los casos más indignantes.

Si una empresa tiene un historial de irregularidades o deshonestidad o problemas de integridad al límite, siempre lo pasaremos por alto. La vida es demasiado corta como para pasar tiempo con personas que no te pueden caer bien, admirar y respetar.

 

Miembros, inicien sesión abajo para acceder al contenido restringido.

¿No eres miembro?

Gracias por tu interés. Ten en cuenta que MOI Global está cerrado para nuevos miembros en este momento. Si deseas unirte a la lista de espera para miembros hispanos, completa el siguiente formulario: